Leonardo Favio

•10 noviembre 2012 • Dejar un comentario

15362_Favio_Leonardo

¿Como despedir a un grande en pocas palabras? Esa es la duda que circunda mi mente. ¿Un monologo? un monologo para la radio que haga hincapié en su militancia peronista, en sus películas de culto, o en el cantante popular que supo deleitar a generaciones?

En realidad él era todo eso, y no es posible delimitar en compartimentos separados cada parte de su personalidad. El era un muchacho peronista que hacía cine, cine comprometido pero a la vez estético, cine de culto pero popular. Cine desde una mirada peronista, y no hablo del peronismo como algo partidario, sino del peronismo como sentimiento. No es casual, que su documental sobre Perón, se llamé justamente sinfonía de un sentimiento, De ese peronismo que sabe ponerse en el lugar de los más débiles, porque, en definitiva, Favio, nació como uno de los mas débiles y tuvo que pelearla, vivió su infancia en Lujan de Cuyo, y era pobre, en el sentido material del termino.

Algunos, por estas horas, prefieren decir de origen humilde, lo que a mi entender es un eufemismo. En todo caso, con su obra, una vez ya consagrado como el mejor, y por que no decirlo, más convocante cineasta argentino, derrochó humildad. Esa, que solo pueden derrochar los grandes.

Una pequeña anécdota relatada en Tiempo Argentino cuenta que el 24 de mayo de 1973 se estrenó Juan Moreira, una de las películas mas taquilleras de la historia del cine argentino, la película en el Atlas Lavalle marcó el retorno del maestro de Luján de Cuyo, luego de cinco años de inactividad como cineasta.

Favio presentaba la película y aquel fervoroso público democrático estaba representado por gente de todas las edades. Muchos tíos, seguramente, fueron a aquella función-mitín político, pero un “Tío” fue a saludar y hasta se sacaría fotos con Favio, cuando aun el gran artista no cubría su cabeza con un pañuelo multicolor. Héctor el “Tío” Cámpora estuvo ahí, a pocas horas de asumir la presidencia de la nación.

Seguramente hay miles de anécdotas y descripciones posibles sobre el gran artista pero quizá la mejor manera de despedir a Favio sea con sus propias palabras: “Yo no soy un director peronista, pero soy un peronista que hago cine y eso en algún momento se nota. En ningún momento yo planifico bajar línea a través de mi arte, porque tengo miedo de que se me escape la poesía”, decía el gran maestro Leonardo Favio.

El 7 de diciembre

•15 octubre 2012 • Dejar un comentario

ley_de_medios

El 10 de octubre se cumplieron 3 años de la aprobación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Una de las más revolucionarias de la Argentina, ya que viene a reemplazar un antiguo decreto Ley firmado durante la dictadura militar y las modificaciones que se le agregaron más adelante que solo favorecieron una mayor monopolización. Esta ley cambia el concepto de lo que entendemos por servicios de comunicación declarando a la actividad como de interés público.

Esta ley democratiza el acceso a la información y brindar pluralidad de voces en un espectro radioeléctrico que se divide para incluir también a organizaciones sin fines de lucro. Un 33 por ciento queda en manos del Estado, otro 33 por ciento para los privados y el restante 33 por ciento para ongs.

La ley que era una deuda pendiente de la democracia por fin pudo aprobarse gracias a la iniciativa de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que llevó al congreso el ante proyecto presentado por la coalición por una radiodifusión democrática que en 2004 presentó 21 puntos fundamentales, uno por cada año de democracia sin nueva ley de radiodifusión. Además nunca antes, una ley fue discutida en tantos foros y audiencias públicas como esta nueva ley.

Hasta acá todo muy lindo, hasta que…aparece el grupo Clarín!

Para poder realizar un reparto más equitativo es imperioso regular la cantidad de licencia que cada  prestatario pude tener.

El 7 de diciembre entra en vigencia uno de los artículos que más discusión ha provocado desde su aprobación la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual: El 161 que ordena la adecuación para los grupos que superen las licencias que marca la ley, garantizando más pluralidad de voces. Dicho  en criollo, ordena desinvertir a grandes grupos empresarios. Hasta ahora, los grupos empresarios se han ido adecuado a este artículo, salvo el más grande y poderoso, que años atrás se jactaba de  bajar a un presidente con sus tapas negativas. Si,  hablamos del grupo Clarín.

El tic, tac del reloj empieza a correr cada vez más rápido para el grupo, que posee más de 310 diez licencias y que por ley solo está autorizado a tener un máximo de 24 licencias de tv por cable y diez licencias abiertas. Y sí, Clarín está nervioshooo y cae en las artimañas más burdas para seguir manteniendo un poder económico, y porque no, también político, que empezó regado con sangre durante la dictadura militar con la apropiación ilegal de Papel Prensa.

Ya no hay ética periodística que valga… desde su cadena nacional de la desinformación. Miente, pega, se contradice, descontextualiza, llama a cacerolazos en nombre de la “libertad” y para colmo ahora se tiene que bancar que el director del Afsca ( el organismo de aplicación y control de la Ley ) sea nada más, y nada menos que Martín Sabatella, el mismo político al que años atrás, elogiaba por su transparencia y al que galardonó hace muy poco por su trayectoria política…

Las cartas están sobre la mesa, solo falta, que el grupo Clarín, como dice el spot  que se lanzó la semana pasada en la TV Publica presente un plan de adecuación y  cumpla con lo que marca la ley  “como cualquier hijo de vecino”.

Un triunfo de América Latina

•10 octubre 2012 • Dejar un comentario

Imagen

El voto popular, continua siendo el principal sostén de los gobiernos nacionales y populares. Eso quedó demostrado el domingo pasado en Venezuela con el triunfo de Hugo Chávez por un 54 por ciento de los votos sobre Henrique Capriles que  logró  un 46 por ciento.  Además, el 80 por ciento de participación ciudadana en las elecciones no es un numero menor, más teniendo en cuenta que Venezuela es un país donde el voto es voluntario. Esa cifra nos habla de una nación con alta participación y compromiso político y democrático.

Por si fuera poco, el sistema electoral venezolano fue elogiado por su confiabilidad por los veedores internacionales. Hasta la oposición aceptó los resultados sin denuncias de fraude. Los únicos que pusieron en duda el resultado electoral  fueron algunos periodistas, a los que verdaderamente les queda grande el nombre de periodistas,  y que más que a cubrir una elección parece que fueron a buscar otra cosa y volvieron con las manos vacías.

El triunfo de Chávez, es el triunfo de Latinoamérica, más precisamente, el triunfo, de un modelo de integración latinoamericana, al que podemos darle comienzo simbólico con el rotundo NO al ALCA expresado en Mar del Plata en el 2005.

Los ojos del mundo estuvieron posados este domingo en Venezuela y esto no es casual ya que, en gran medida, dependía de los resultados de estas elecciones la continuidad de un proyecto de Patria Grande.

Esto queda reflejado en las palabras que nuestra presidenta la dedicó a Hugo Chávez “tu victoria es nuestra victoria” le dijo en su saludo Cristina Kirchner.

La respuesta del flamante presidente electo Hugo Chávez no tardó en llegar mientras dirigía su discurso al pueblo desde el balcón del palacio de Miraflores en Caracas: “Hablé con Cristina y le dije: ‘Cristina, esta victoria es también para la patria Argentina. La patria del país del Che, de Perón, de Cristina y Néstor Kirchner“. Además el presidente venezolano retrucó “Le dicen ‘chavista’ a Cristina, pero deberían decirme ‘peronista’ a mí.

Evidentemente, Chávez, Cristina, y otros presidentes latinoamericanos como Evo Morales, Rafael Correa, que también saludaron cariñosamente la victoria, son parte del mismo equipo. Obviamente cada país y cada líder  tiene sus particularidades y especificidades pero todos gobiernan para y por el pueblo y son conscientes de que la Unidad Latinoamericana es crucial para la emancipación de nuestros países del sur.

Recién caigo

•25 octubre 2011 • Dejar un comentario

Después de la ardua jornada electoral. Después de los festejos. Después de la alegría por este gran triunfo de Cristina Fernández, recién caigo en la gran significación que tiene esta contundente victoria del kirchnerismo.

Y es precisamente en estos momentos de felicidad  cuando  se me vienen a la memoria, los tiempos no tan lejanos, de la 125. Aquel “no positivo” de Cobos, que dio la casualidad, me tocó  vivirlo en Buenos Aires. Estar sentada en la puerta del Congreso en ese momento tan complicado,  porque hay que decirlo, había que bancar el modelo en esos momentos, cuando uno casi con vergüenza, decía que era kirchnerista.

Recuerdo además,  las elecciones legislativas del 2009, cuando para algunos, el kirchnerismo “estaba sepultado”. Y ya no había vuelta atrás. El próximo paso era, decían, un gobierno de la oposición. Mauricio Macri, tal vez. Volver a los noventa.

También se me viene a la memoria,  la  inesperada  muerte de Néstor Kirchner, ese 27 de octubre de 2010,  día del censo nacional. Prender la tele para confirmar que lo que me decían por teléfono era verdad. Y putear mucho, enojarme mucho. Esa fue mi primera reacción. La segunda reacción fue preguntarme si esta mujer iba a poder, si iba a tener las fuerzas necesarias para gobernar el país. Si iban a dejarla gobernar… Preguntas que se desvanecieron en el aire porque esa mujer, con su dolor, no solo, si pudo gobernar el país, sino que también profundizó los cambios que había comenzado Néstor.

Y hoy, después de todo lo que nos tocó vivir, del miedo, del enojo, de la tristeza;  me reconforta tanto saber que hay un pueblo que está bancando al modelo, que hay un pueblo que se expresó en las urnas y dejó bien clarito que es lo que quiere.

Seguramente llegaran nuevas batallas, momentos de crisis y de alegrías. Hay muchas cosas por mejorar, muchas cosas por cambiar. Existe  aun  todo un modelo de hacer política  que está contaminado y en decadencia, pero  también  hay un camino, un camino que Néstor y Cristina lograron abrir. El camino de  volver a creer en la política,  de pensar que no todo está perdido,  de creer en nosotros mismos, y de  lo podemos aportar desde nuestros humildes lugares para la profundización de un  proyecto colectivo. Y eso, no es poco.

Al 17 de Octubre

•17 octubre 2011 • Dejar un comentario

Al 17 de Octubre

Era el pueblo de Mayo quien sufría
no ya el rigor de un odio forastero,
sino la vergonzosa tiranía
del olvido, la incuria y el dinero.

El mismo pueblo que ganara un día
su libertad al filo del acero
tanteaba el porvenir; en su agonía
le hablaba sólo el Río y el Pampero.

De pronto alzó la frente y se hizo rayo
(¡era en octubre y parecía Mayo!)
y conquistó sus nuevas primaveras.
El mismo pueblo fue y otra victoria
y, como ayer, enamoró a la Gloria.
¡Y Juan y Eva Perón fueron bandera!

Leopoldo Marechal

Avisos del Centenario de Argentina en el diario La Prensa

•6 julio 2011 • Dejar un comentario

Avisos del centenario argentino publicados en el diario La Prensa el 21 de mayo de 1910.

Invisibilizados

•9 junio 2011 • Dejar un comentario

La clase obrera comienza a principios de 1900 a organizarse y movilizarse nutriéndose de inmigrantes de la vieja Europa. Algunos poseen experiencia en luchas políticas y sociales.  Predominan las corrientes anarquistas, sindicalistas y socialistas. La respuesta del Estado al conflicto obrero es una salvaje represión que traera como consecuencia numerosos muertos y heridos  durante las celebraciones del 1ro de Mayo de 1902 y 1909.

La ” ley de Residencia ” ideada  por Miguel Ángel Cané, prevé la expulsión de los agitadores extranjeros y la posterior ley de Defensa Social, promulgada en febrero de 1910, crea un sistema de penalización a las acciones “disolventes” del orden establecido.

La Argentina se está preparando para su fiesta máxima,  y  la oligarquía que gobierna  el país  quiere dejar una buena impresión en el extranjero. Desea mostrar un país  “civilizado”, “próspero”  y sin conflictos internos.

En  este contexto, y  con una amenaza de  huelga  obrera general para  las fiestas del  centenario, el  Poder Ejecutivo, con el apoyo del Congreso, promulga el Estado de Sitio  el 14  de mayo de 1910.

 El diario La Nación, un referente de las élites porteñas,  suele publicar artículos sobre el movimiento obrero muy sesgados en los que se ataca  a los sectores ” subversivos” del “elemento obrero” y , a la vez, utiliza  un  tono paternalista hacía los trabajadores de “buena voluntad”.  Sin embargo, luego de la promulgación del Estado de Sitio, el diario es llamado a silencio. Silencio que cumple al pie de la letra.

A continuación se reproduce  textual una carta enviada a La Nación  y  publicada por el mismo periódico en la que queda claro que no se debe  siquiera mencionar al movimiento obrero. ¿ Una manera de invisibilizarlo tal vez?

 El senado aprobó en la sesión de ayer el proyecto de ley declarando en estado de sitio el territorio de la república. Pocas horas más tarde el poder ejecutivo promulgó la ley.

A este respecto hemos recibido la notificación de la policía que reproducimos:

Buenos Aires, mayo 14 de 1910- Señor director: Para su conocimiento y efectos, hago saber a usted por disposición del señor ministro del interior, que en la fecha el P.E ha promulgado la ley que declara en estado de sitio el territorio de la república.

A la vez se le notifica la prohibición con cargo de responsabilidad del caso, de suministrar en su diario cualquier noticia o referencia que se relacione con movimientos obreros o clases sectarias de cualquier clase que sea.

Saluda a usted atentamente – J. M. Oyuela