El diario La Prensa y Jauretche

Hace unos meses encontré, hurgando  en una librería, “La Prensa. Cien años contra el país”. Libro editado por el Sindicato de Luz y Fuerza en 1970 y cuyo prólogo está escrito por Arturo Jauretche. La publicación es un análisis sobre el papel que desempeñó el diario La Prensa, desde su fundación hasta su centenario en 1969, en la estructura colonialista e imperialista de la que ha sido víctima la Argentina.

Cito textual fragmento de la contratapa del libro: “Sus columnas fueron columnas fundamentales de la estructura cultural del coloniaje y sus páginas nutrieron, día a día, durante un siglo la mentalidad entreguista destinada a evitar cualquier reacción del espíritu nacional. El imperialismo coronó sus estructuras económicas con un andamiaje de ideas, principios y concepciones que sujetaba a los argentinos a un verdadero coloniaje mental. La Prensa ha sido y sigue siéndolo, una pieza clave de ese mecanismo de dominación, sin duda más difícil de quebrar que el económico”.

Me pareció interesante rescatar el comienzo del  prólogo escrito por Arturo Jauretche para  ” La Prensa, cien años contra el país”,  haciendo referencia al declive del diario. Dichas “palabras preliminares” leídas  en la actualidad pueden resultar proféticas  y paradógicamente, también ingenuas.

PALABRAS PREVIAS (Fragmento )

“Hace poco tiempo relaté, por televisión una noticia que me había llegado poco antes: El director de “La Prensa” había cohonestado la escasa circulación del “GRAN DIARIO” con una supuesta decadencia cultural del país. Habría dicho: ” ¡Cómo estará la Argentina cuando “La Prensa” vende 70.000 ejemplares y “Crónica” 700.ooo!”.

Señale entonces algo que el director de “La Prensa” no puede de ninguna manera comprender y que explica el hecho, sin constituir una sobrevaloración de “Crónica”. Dije que los pueblos pueden equivocarse en lo que quieren pero no se equivocan nunca en lo que no quieren.

¿ Por qué esa actitud?

En los “profetas del odio y la Yapa” haciendo el análisis de la superestructura cultural y los instrumentos de los que se vale para la colonización pedagogica he hablado con extensión del papel que allí cumple “La Prensa”

En el “Manual de Zonceras Argentinas” , dos de estas se particularizan con el tema. Son la zoncera ” El Cuarto Poder” y la zoncera ” Dice La Nación, dice la Prensa”.

En la primera se señala en qué consiste ese cuarto poder , que no es de cuarta sino de primera; a su vez la segunda, es una zonceras en gran parte perimida . Evoca la época en que los grandes diarios hacían opinión administrándola como complemento de la higiene matinal y el desayuno, de tal forma que cada lector, como un disco , repetía durante el resto de la jornada lo que le habían grabado por la mañana respaldándolo con la autoridad de los dos “Grandes Diarios”.

La caída de circulación, que motivó las expresiones comentadas mas arriba del director de “La Prensa” , es la mejor prueba de pasó el tiempo de la tiranía del cuarto poder y del acatamiento a lo loro de lo dicho en la columna magistral de los editoriales. Esto se sabe perfectamente en las redacciones y para obviar el que nadie les lleve el apunte a lo que editorialmente se dice, se ha dado el recurso de dar la información de los hechos , no como ocurren , si no como debieran ocurrir según la doctrina profesada por el periódico. …Esto ha llevado a que los redactores seleccionados sean los que rellenan y adoban los telegramas, y que los que no sirven escriban los editoriales, por lo que no es raro que los escriba algún Mitre o algún Paz.

He vivido bastantes años para ver la amplia curva de ascenso y luego la de descenso desde el cenit , del prestigio de los grandes periódicos hasta esta hora de decadencia definitiva.

Hijo de mi tiempo y de mi época los vi en mi infancia , como los miraba hacia arriba como los veo ahora en mi vejez , mirando hacia abajo. pero lo que importa no es como los vi o los veo yo  sino como los ve el pueblo , y compruebo que en este se ha ido produciendo una toma de conciencia paralela a la maduración que se produjo en mí : a medida que el país fue elaborando una conciencia de sus propios intereses y una fe y esperanza en el destino nacional , y se destruían los mitos y las supersticiones coloniales que la obstaculizaba , esta conciencia alcanzaba también a la identificación de los instrumentos de la colonización pedagógica.Así hemos llegado al momento en que la misma circulación, escasa o abundante, ya ni siquiera es indice de la eficacia periodística porque la masa de lectores ha identificado la calidad empresaria del supuesto órgano magistral. Han pasado los tiempos en los  grandes medios eran citados como autoridades. Más bien en lugar de manifestarse dice ” La Nación, dice La Prensa”, suele comentarse hoy :” hasta lo dice “La Prensa” y “La Nación” para mostrar una verdad tan evidente que los enemigos natos de la misma no pueden disimular”.

ARTURO JAURETCHE,  Noviembre de 1970

Anuncios

~ por Etel en 24 enero 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: