Leonardo Favio

15362_Favio_Leonardo

¿Como despedir a un grande en pocas palabras? Esa es la duda que circunda mi mente. ¿Un monologo? un monologo para la radio que haga hincapié en su militancia peronista, en sus películas de culto, o en el cantante popular que supo deleitar a generaciones?

En realidad él era todo eso, y no es posible delimitar en compartimentos separados cada parte de su personalidad. El era un muchacho peronista que hacía cine, cine comprometido pero a la vez estético, cine de culto pero popular. Cine desde una mirada peronista, y no hablo del peronismo como algo partidario, sino del peronismo como sentimiento. No es casual, que su documental sobre Perón, se llamé justamente sinfonía de un sentimiento, De ese peronismo que sabe ponerse en el lugar de los más débiles, porque, en definitiva, Favio, nació como uno de los mas débiles y tuvo que pelearla, vivió su infancia en Lujan de Cuyo, y era pobre, en el sentido material del termino.

Algunos, por estas horas, prefieren decir de origen humilde, lo que a mi entender es un eufemismo. En todo caso, con su obra, una vez ya consagrado como el mejor, y por que no decirlo, más convocante cineasta argentino, derrochó humildad. Esa, que solo pueden derrochar los grandes.

Una pequeña anécdota relatada en Tiempo Argentino cuenta que el 24 de mayo de 1973 se estrenó Juan Moreira, una de las películas mas taquilleras de la historia del cine argentino, la película en el Atlas Lavalle marcó el retorno del maestro de Luján de Cuyo, luego de cinco años de inactividad como cineasta.

Favio presentaba la película y aquel fervoroso público democrático estaba representado por gente de todas las edades. Muchos tíos, seguramente, fueron a aquella función-mitín político, pero un “Tío” fue a saludar y hasta se sacaría fotos con Favio, cuando aun el gran artista no cubría su cabeza con un pañuelo multicolor. Héctor el “Tío” Cámpora estuvo ahí, a pocas horas de asumir la presidencia de la nación.

Seguramente hay miles de anécdotas y descripciones posibles sobre el gran artista pero quizá la mejor manera de despedir a Favio sea con sus propias palabras: “Yo no soy un director peronista, pero soy un peronista que hago cine y eso en algún momento se nota. En ningún momento yo planifico bajar línea a través de mi arte, porque tengo miedo de que se me escape la poesía”, decía el gran maestro Leonardo Favio.

Anuncios

~ por Etel en 10 noviembre 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: